Hoy fue un domingo para el olvido. Fue goleada 2-4 ante un Arsenal que venía de dos derrotas y ambas con tres goles en contra y cero a favor.
racingvsarsenal
Por otro lado, nunca se encontró el juego pretendido. Lucero jamás se asoció al tridente ofensivo y además no tuvo quite ni fue salida. Pero no fue solo Lucero el que cargue las culpas. Licht se cuidó bastante pensando más en la Selección que en Racing. Falcón siempre bajo en el rendimiento. Y los de arriba jugaron desconectados, no solo con el medio, sino también, entre ellos.

Los tres del fondo, con el debut de Ayala, no pudieron para a los dos delanteros de Arsenal: Jara y Obolo.
El Ratón, dentro de todo, jugó un partido aceptable aunque se lo nota falto de fútbol.

Para agregar más condimentos al horrible domingo hay que decir que Lugüercio no pudo entrar al campo porque no se recuperó del todo de la sobrecarga muscular y fue reemplazado por un Castromán insulso.

Para terminar con la lesión de Licht, que parecía un fractura de tibia, por lo que se comentaba en la cancha y por lo que se vió en la tv y finalmente es un corte muy profundo.

A barajar y dar de nuevo, se perdió, se jugó mal y no se encontró el rumbo. Pero en este campeonato podemos decir que hay material para cambiar las cosas. Se puede Racing, se puede.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/08/racingvsarsenal-1024x803.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/08/racingvsarsenal-300x300.jpgRicardo MaríngoloNoticiasPrimera divisionArsenal,Racing Club
Hoy fue un domingo para el olvido. Fue goleada 2-4 ante un Arsenal que venía de dos derrotas y ambas con tres goles en contra y cero a favor. Por otro lado, nunca se encontró el juego pretendido. Lucero jamás se asoció al tridente ofensivo y además no tuvo quite...