En el día de la «lealtad Peronísta» los jugadores de Racing mostraron su «lealtad Carusista». Por que demostraron que no le hicieron una cama al ex entrenador, jugaron igual de pésimo que en los ocho encuentros anteriores.
00013291-15[1]
En teoría Racing iba a salir a demostrar que puede jugar lindo, pero se encontró con que la belleza futbolística la tienen otros y a la hora de levantarnos a esa mina, la pelota, tenemos que remarla mucho.

El árbitro Cristián Faraoni no cobró dos jugadas importantes a favor de Racing: una fue el gol de Scotti a los 11´ del primer tiempo que la empujó con el puño al mejor estilo Monzón ante Mantequilla Nápoles. Y la otra fue un claro penal a Pablo Caballero que vió pero cobró al revés.

Buen primer partido de Gonzalo Pérez, mala la vuelta de Rosano. El equipo estuvo desconectado entre líneas y peleados con el gol, con la pelota, con sus propios compañeros. No dan pie con bola y los jugadores están desconcertados. Por ejemplo a Lluy jamás se lo vio reaccionar de semejante manera ante la impotencia general, terminó expulsado.

Argentinos ganó bien y se coloca en el lote de los que pelean. Racing sigue buscando tocar fondo para resurgir, la pregunta es ¿Barbas puede?.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/07/00013291-151-1024x685.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/07/00013291-151-300x300.jpgRicardo MaríngoloNoticiasPrimera divisionArgentinos Juniors,Racing Club
En el día de la 'lealtad Peronísta' los jugadores de Racing mostraron su 'lealtad Carusista'. Por que demostraron que no le hicieron una cama al ex entrenador, jugaron igual de pésimo que en los ocho encuentros anteriores. En teoría Racing iba a salir a demostrar que puede jugar lindo, pero...