Tanto se habló de la posible llegada de Esteban Fuertes a la marca de 100 goles, que se olvidaron que el rival es un hueso durísimo de roer. La Academia se llevó un puntazo del Cementerio de los Elefantes, que al final del torneo va a sumar y mucho.
rac-col
Por momentos el equipo se paró muy atrás, propiciando que Colón, que tuvo el dominio terrritorial del encuentro durante todo el mismo, se acercara hasta la pera de Migliore. Pero, sin embargo, nunca pudo hacerle cosquillas al recio arquero Albicleste.

Las más claras del todo el partido las tuvo Racing, y no peco de imparcial, es pura verdad. Zuculini estrelló un tiro en el palo luego de quitarle la pelota a Prediger, y en el rebote Lluy demostró que es marcador de punta y le erró al arco.

Ramírez tuvo dos cabezazos que pudieron ser victoria, uno paso a dos centimetros y el otro parecía sin trescendencia pero terminó siendo un gran testazo que Pozo envió al córner.

Hubo un momento donde las puteadas a Caruso fueron muchas, pero al cabo demostró que tenía razón. Fue cuándo promediando el segundo tiempo sacó a Lugüercio y puso a Mercado. A partir de allí pasó lo mejor de la AKD.

Racing sumó y sigue mirando a los demás equipos en la lucha por el descenso de arriba, el próximo cotejo será ante el Lobo en La Plata, el domingo 17.10.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/07/rac-col.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/07/rac-col.jpgRicardo MaríngoloNoticiasPrimera divisionColón,Racing Club
Tanto se habló de la posible llegada de Esteban Fuertes a la marca de 100 goles, que se olvidaron que el rival es un hueso durísimo de roer. La Academia se llevó un puntazo del Cementerio de los Elefantes, que al final del torneo va a sumar y mucho. Por...