Ganó, goleó, gustó y puso güevo. Jajja, la AKD mostró lo mejor desde la llegada de Caruso y lo mejor en bastante tiempo. 4-1 a Arsenal, un partido que lo ganó desde el comienzo, más allá de que enseguidita después del gol de Ramirez, el poeta del gol, haya empatado el arse con un golazo de Espínola.
ra
Pero Racing siguió su marcha rauda hacía el arco del pobre Campestrini. Hacía mucho que no convertiamos más de un gol, y ayer marcamos tres y en un tiempo. Yacob, que hizo su primer gol en primera y Martínez, que esel goleador con tres, sellaron el triunfo en ese primer tiempo.

Pero faltaba uno más, porque Arsenal se venía y un gol de los de Sarandí podía desenvocar en cualquier cosa. Y entró Lucas Castromán, Tierry Castromán, para sellar la goleada. Luego de un remate de Caballero y el rebote del pie de Campestrini, la toma Castromán y convierte después de mucho tiempo.

Racing tomó mucho aire con esta serie de buenos resultados, ahora viene Vélez, y quien te dice que como dijo Lugüercio, en tres fechas, si vencemos al Fortín, podemos estar animando el torneo.

Fotos: Güada Gallego

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/07/ra.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/07/ra-300x300.jpgRicardo MaríngoloNoticiasPrimera divisionArsenal,Racing Club
Ganó, goleó, gustó y puso güevo. Jajja, la AKD mostró lo mejor desde la llegada de Caruso y lo mejor en bastante tiempo. 4-1 a Arsenal, un partido que lo ganó desde el comienzo, más allá de que enseguidita después del gol de Ramirez, el poeta del gol, haya...