Tercer triunfo al hilo de la Gloriosa Academia, quinto partido seguido que a Racing no le convierten goles, cuarto partido ganado en el torneo y cuarto ganado por 1-0.
rac-ban1
Con lo justo. Pero con lo justo en el resultado, porque en el juego no fuimos superados por Banfield, más allá de que ellos hayan inclinado la cancha en el final.

Fue un tiempo para cada uno, y Racing tuvo la suerte de poder marcar y el taladro no. El primer tiempo Racing fue una tromba en busca del arco de Lucchetti, con enjundia, huevos y juego, algo inédito hasta aquí. Y a los 9´ Lucero marcó el 1-0 para hacer delirar a la parcialidad Albiceleste. La AKD mereció en ese tiempo estirar el marcador, cosa que por falta de un nueve como la gente, no se logró.

El segundo tiempo Racing, como hace siempre, intentó y logró mantener el cero en su arco, pero cada vez más cerca de Migliore.

Un Migliore que merece un párrafo aparte, porque estuvo en duda durante la semana por una gripe terrible sumado a una fiebre de 40º grados, y que terminó el partido vomitando producto de esa gripe. Pero terminó convirtiendose en el Gulliver del arco académico.

Pero volviendo al partido en si, Racing mereció este triunfo que nos hizo sudar, pero ya nos estamos acsotumbrando, pero hincha de Racing, digame una cosa, si le dicen, «vas a sufrir de acá al final del torneo, pero van a ganr varios partidos y se van a salvar de la promo holgadamente», ¿usted no firma?.

http://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/07/rac-ban1.jpghttp://www.academiadeemociones.com.ar/wp-content/uploads/2015/07/rac-ban1-300x200.jpgRicardo MaríngoloNoticiasPrimera divisionBanfield,Racing Club
Tercer triunfo al hilo de la Gloriosa Academia, quinto partido seguido que a Racing no le convierten goles, cuarto partido ganado en el torneo y cuarto ganado por 1-0. Con lo justo. Pero con lo justo en el resultado, porque en el juego no fuimos superados por Banfield, más allá...